” Pedro Vergara incansable en  la pintura, a lo largo de los años ha perfeccionado un estilo       siempre clásico y académico por  medio del cual concreta un tratamiento de la luz directo y sencillo,cautivado  por  los evanescentes matices que generan las diferentes horas sobre múltiples objetos y los más variados lugares…Las composiciones tienen algo de ensueño. Son reales, pero parecen surgir desde el interior, desde el subconsciente que retrae a la memoria. Miradas pasajeras reivindicadas así por lo denotativo o lo bello.”

Fernando Rincón.

El punto de las Artes.

Hombre de India. 100x100 cm.

Corazón de otro tiempo.

Nucleo familiar

La princesa descalza

Por la escala de la vida. 150x150cm.

Maternidad

Poseidón Infante. 150x90 cm.

Pequeños de Azafrán. 35x35 cm.